Con-Ciencia

Buscando nos encontramos

Por Cecilia López Ramírez / GIASF*

Salir de casa, tomar una mochila,
ponerse un sombrero y paliacate
para que el sol no pegue tan fuerte,
algunas herramientas, una botella de agua
y caminar para rascar la tierra con los ojos y el corazón bien abiertos.

Durante 16 extenuantes días, integrantes de diferentes colectivos de familiares de víctimas de personas desaparecidas unieron sus fuerzas y voluntades para realizar la VI Brigada Nacional de Búsqueda en Morelos. Esta brigada es la suma de la fortaleza y cariño de cientos de personas que buscan con sus propias manos a sus seres queridos. 

Pero como ellas mismas refieren, no solo buscan a personas desaparecidas sino que trabajan en la construcción de paz y la reconstrucción del tejido social.

Del 9 al 24 de octubre, la VI BNB Morelos realizó trabajos en 13 municipios: Jojutla, Huitzilac, Amacuzac, Yautepec, Cuautla, Temixco, Totolapan, Puente de Ixtla, Tetecala, Xochitepec, Cuernavaca y Yecapixtla.

Grupos de familiares se  movilizaron en duras jornadas en campo, descendieron por barrancas, laderas, campos y riachuelos, en donde revisaron meticulosamente la tierra, no solo con maquinaria o herramientas, sino con sus propias fuerzas.

También visitaron el Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) Atlacholoaya y el de Jonacatepec para hacer búsqueda en vida. En escuelas, algunas de sus integrantes compartieron sus propios testimonios de búsqueda y realizaron actividades artísticas.

Este es un ejercicio de autonomía por parte de los colectivos de familiares para realizar tareas de búsqueda ciudadana de personas desaparecidas.

Aunque la búsqueda también ha significado establecer diálogos y puentes de trabajo colectivo con las autoridades, lo cierto es que esta no ha sido una labor fácil. Ha sido una misión intrincada con altibajos, un diálogo que por momentos se torna lento y atravesado por la burocracia, pero también de ello han aprendido en la brigada.

A sus integrantes les une el tesón y el anhelo por encontrar a sus hijas, hijos, esposos, hermanos, hermanas y padres. 

A decir de algunas familias, los trabajos de identificación por parte de la Fiscalía General del Estado de Morelos han sido lentos ante la urgencia por identificar los restos hallados, lo que ha impedido continuar avanzado en más exhumaciones. Si algo hemos aprendido de la identificación de personas es que, en algunos casos, ese proceso lleva años.

En conferencia de prensa [2], integrantes de la VI BNB presentaron los resultados  de estas jornadas. En ella dan cuenta de diez hallazgos positivos (restos óseos), ocho de los cuales fueron encontrados en el último lugar de búsqueda, en la Mina de Yecapixtla. Otro más corresponde a un hallazgo en superficie, en un sitio que previamente fue trabajado por la Fiscalía General del Estado de Morelos. El décimo ocurrió en el Puente de Yecapixtla.

Parte de los hallazgos en estos trabajos son los sitios de interés, espacios identificados como lugares en los que es necesario continuar explorando, pues se presume que pueden ser parte de una carpeta de investigación y a los que la brigada les dará seguimiento.

Un logro de estas jornadas de la VI BNB, y de los colectivos locales, es que autoridades de los tres niveles de gobierno se comprometieron a reanudar los trabajos de exhumación e identificación en las fosas del Estado en el panteón de Jojutla [3].

La BNB apuesta por lograr trabajos interinstitucionales que se unan en un fin común y construyan lazos de colaboración. En estos esfuerzos, han logrado integrar a la Comisión Estatal de Búsqueda, Comisión Nacional de Búsqueda, Fiscalía Estatal y Federal, así como a diversas fuerzas de seguridad, pero también han creado redes de acompañamiento entre las familias en búsqueda de sus seres queridos.

El domingo 24 de octubre finalizaron las labores de una intensa búsqueda en diferentes ejes [4] de la VI Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Morelos. La jornada terminó con las mismas fuerzas de seguir encontrando no solo a sus seres queridos, sino a todas las personas que se encuentran desaparecidas en México. 

Para la BNB la dimensión de los hallazgos es una posibilidad de encontrar a más personas desaparecidas, por ello sus integrantes se encuentran en una segunda intervención que inició el 21 de noviembre. Como reza  su lema “Buscando nos encontramos”.

* * *

*Cecilia López Ramírez, es antropóloga social. Colabora con el Observatorio Etnográfico de las Violencias del CIESAS y con el Grupo de Investigaciones en Antropología Social y Forense (GIASF).

*El Grupo de Investigaciones en Antropología Social y Forense (GIASF) es un equipo interdisciplinario comprometido con la producción de conocimiento social y políticamente relevante en torno a la desaparición forzada de personas en México. En esta columna, Con-ciencia, participan miembros del Comité Investigador y estudiantes asociados a los proyectos del Grupo (Ver más: www.giasf.org)

La opinión vertida en esta columna es responsabilidad de quien la escribe. No necesariamente refleja la posición de adondevanlosdesaparecidos.org o de las personas que integran el GIASF.

Foto: Lucía Flores/A dónde van los desaparecidos 

Referencias:

[1] “Buscando nos encontramos”. Lema de la Brigada Nacional de Búsqueda.

[2]  Conferencia de prensa VI Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Cuernavaca, Morelos (23 de octubre del 2021), recuperado de http://www.reddeenlacesnacionales.com/

[3] Comunicado de prensa sobre los hallazgos y compromisos en Morelos en la Sexta Brigada Nacional de Búsqueda (22 de octubre del 2021), recuperado de http://ymlp.com/z5yvG7

[4] Eje de búsqueda en campo, búsqueda en vida, eje de identificación forense y sensibilización con autoridades.

0 comments on “Buscando nos encontramos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: